Las personas con una mejor fuerza de agarre manual pueden tener un riesgo reducido de desarrollar enfermedades cardiovasculares

La fuerza de agarre manual, a menudo utilizada como una medida de la fuerza muscular, también se ha asociado con el cálculo del riesgo cardiovascular y la mortalidad.

Las personas con una mejor fuerza de agarre manual pueden tener un riesgo reducido de desarrollar enfermedades cardiovasculares y es probable que tengan un mejor funcionamiento del corazón, dicen los investigadores.

La fuerza de agarre manual, a menudo utilizada como una medida de la fuerza muscular, también se ha asociado con el cálculo del riesgo cardiovascular y la mortalidad.

El estudio, publicado en la revista PLoS ONE, descubrió que las personas con agarres de manos más fuertes solían bombear más sangre por latido del corazón a pesar de tener una masa cardíaca más baja.

Este funcionamiento indicó además que el corazón sufre menos de una afección llamada remodelación (remodelación del músculo cardíaco) que ocurre en respuesta a factores estresantes como la presión arterial alta o un ataque cardíaco.

Se sabe que una menor remodelación reduce el riesgo de eventos cardiovasculares.

"Nuestro estudio de más de 4.600 personas muestra que una mejor fuerza de agarre manual se asocia con una estructura y función cardíaca más saludable", dijo Steffen Petersen, profesor de la Universidad Queen Mary en Gran Bretaña.

"La fuerza de agarre manual es una medida económica, reproducible y fácil de implementar, y podría convertirse en un método importante para identificar a aquellos en alto riesgo de enfermedad cardíaca y prevenir eventos importantes que cambien la vida, como ataques cardíacos", sugirió el investigador.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron imágenes de resonancia magnética cardiovascular y datos sobre la fuerza de agarre manual de 5.065 participantes.

Luego construyeron un modelo estadístico que tuvo en cuenta los factores potenciales que podrían afectar los datos, como la demografía inicial, los factores de riesgo cardíaco, los impulsores de la masa muscular y el nivel de actividad física.

Loading...

Deja Tu Comentario